En busca de las ruinas de Megantoni (2011)

Algunos minutos antes de la salida de la expedición en Megantoni, Thierry Jamin y Hermogenes Figueroa enarbolan los logotipos de sus principales patrocinadores.
Algunos minutos antes de la salida de la expedición en Megantoni, Thierry Jamin y Hermogenes Figueroa enarbolan los logotipos de sus principales patrocinadores. (Foto: Thierry Jamin, julio de 2011)

Después de la dada a luz, durante sus campañas de 2009 y 2010, de treinta nuevos sitios arqueológicos, Thierry Jamin está persuadido por la presencia de una ciudad mayor escondida en alguna parte, al nordeste del departamento de Cusco, cerca de la frontera con Madre de Dios. Varios testimonios recogidos algunos meses antes por parte de campesinos quechuas y de Nativos Matsiguengas hablan en efecto de la existencia de un sitio importante "posiblemente más grande que Machu Picchu", en una zona perdida de Megantoni. Según Jamin, " as probabilidades que se trate de Paititi son inmensas".

Un camino inca en el corazón de la selva de Megantoni. Idéntico a los caminos encontrados en Lacco y Chunchusmayo, ¿hasta dónde conduce?
Un camino inca en el corazón de la selva de Megantoni. Idéntico a los caminos encontrados en Lacco y Chunchusmayo, ¿hasta dónde conduce? (Foto: Thierry Jamin, julio de 2011)

Guiados por Matias, un Matsiguenga del Santuario Nacional de Megantoni, el objetivo principal de Thierry Jamin y de sus compañeros, durante la campaña "Inkari 2011", era ir detrás de estas ruinas monumentales, situadas cerca de las fuentes de los ríos Timpía y Ticumpinia. Ida con un mes de retraso, la expedición del equipo Inkari se revelará particularmente penosa debido a las dificultades de terreno.

Encargadas de una logística pesada, destinada a la subsistencia del grupo durante un mes, caminando en una selva húmeda y cerrada, Thierry Jamin y sus compañeros se dirigen primero hacia el valle de Cusirini o Teperachi, situado en el corazón del santuario de Megantoni, cuna de los Matsiguengas. Allí, descubren varios trozos del camino inca muy parecidos a los que ya habían reconocido en los valles de Lacco y Chunchusmayo. Era para ellos un buen indicio. Este camino, parcialmente empedrado, se dirigía hacia el norte-sur y en dirección de su zona de investigación, bautizada "Zona Blanca", debido a la presencia permanente de curiosa capa de nubes. En la misma región, descubren terrazas de cultura muy numerosas y paredes de tensión, como a Mameria. Esta inmensa zona agrícola fue cultivada en la época inca y debía forzosamente ser atada a un centro de población importante… tal vez el de sus investigaciones.

 

Uno de nuestros compañeros de la región de Túpac Amaru, delante de una pared de tensión, descubierto en el valle de Cusirini, en el corazón del Santuario de Megantoni.
Uno de nuestros compañeros de la región de Túpac Amaru, delante de una pared de tensión, descubierto en el valle de Cusirini, en el corazón del Santuario de Megantoni. (Foto: Thierry Jamin, julio de 2011)

Después de dos semanas de marchas difíciles, alcanzada sobre las orillas del rio Cusirini, el equipo agotado no irá más lejos. Varios portadores deciden de abandonar a nuestros exploradores. La mayoría de los compañeros de Thierry Jamin, mismo Hermo, su brazo derecho, se niegan a continuar. Los problemas humanos aparecen. El ambiente se degrada. Danilo Christidis, el camarógrafo brasilero del equipo, se enferma. El equipo debe repatriarle hacia Cusco con Dominique Lizé, representante de la empresa francesa SeD Logistique, uno de los patrocinadores de esta campaña de 2011. En realidad, Thierry no puede más contar que sobre su compañero Justo Figueroa y sobre algunos portadores de la comunidad nativa de Timpía. Pero era insuficiente para alcanzar las famosas ruinas de Matias.

 

Algunos portadores, pesadamente cargados. En el centro, la sonrisa permanente del joven Dante, la mascota de la expedición "Inkari 2011". ¡ Desde lo alto de sus 16 años, ¡un chico fuerte como un hombre!
Algunos portadores, pesadamente cargados. En el centro, la sonrisa permanente del joven Dante, la mascota de la expedición "Inkari 2011". ¡ Desde lo alto de sus 16 años, ¡un chico fuerte como un hombre! (Foto: Thierry Jamin, julio de 2011)

A contra corazón, Thierry decide de volver a Cusco. De camino, él y su equipo descubren un volcán en actividad (!), y tres sitios completos, comparables a aquellos a los que habían registrado en 2009 y 2010. Situados en un valle del norte de Lacco, parecen conducir todo derecho hacia la zona donde se encuentran las ruinas señaladas por el Matsiguenga.

A pesar de su gran decepción y de su sentimiento de frustración, Thierry queda persuadido, más que nunca, que la respuesta al enigma de Paititi se esconde en alguna parte en las últimas dobleces andinas del Santuario de Megantoni. Los elementos acumulados en el curso de esta expedición confirman, él parece, la presencia de un sitio mayor no lejos de allí.

 

En el camino de regreso, nuestro equipo tiene la sorpresa de descubrir, en selva plena, ¡un volcán en actividad!
En el camino de regreso, nuestro equipo tiene la sorpresa de descubrir, en selva plena, ¡un volcán en actividad! (Foto: Thierry Jamin, agosto de 2011)

Algunos meses más tarde, el grupo Inkari se va de nuevo sobre los rastros de un sitio localizado a la entrada del valle de Lacco. Desde más de un año, habitantes del distrito de Lares, evocaban la existencia de una ciudadela, a algunos kilómetros de distancia del complejo arqueológico de Hualla Mocco. Thierry Jamin quería tener el corazón neto. Acompañado por una parte del equipo Inkari y de un supervisor del Ministerio de Cultura, se va de nuevo en octubre de 2011 sobre los rastros de esta pequeña ciudadela perdida. Bajo la conducta de dos lugareños, el explorador finalmente alcanza el sitio de Umapata, situado a 2.870 metros de altitud. Se trata de una verdadera pequeña ciudadela inca poblada de una centena de edificios, de pequeñas calles, de terrazas de cultura y de templos magníficos.

Este hallazgo inesperado viene para completar las investigaciones de Thierry Jamin y del grupo Inkari realizadas estos dos últimos años en el valle de Lacco. El nombre de Umapata viene del lenguaje quechua y significa "la entrada en la montaña". En efecto, se trata de la primera ciudadela inca construida a la entrada del valle de Lacco. Este descubrimiento le permite a Thierry Jamin y a sus compañeros de concluir brillantemente esta difícil campaña "Inkari 2011".

 

Detalle de un templo en la ciudadela inca de Umapata.
Detalle de un templo en la ciudadela inca de Umapata. (Foto: Thierry Jamin, octubre de 2011)

Parece imposible de encontrar todavía la misteriosa ciudadela del Paititi. Se queda escondida por los exploradores y por la ciencia moderna. ¿Pero cuánto tiempo todavía? Se acerca la hora dónde este último bastión de la civilización inca, volverá triunfalmente a la delantera de la Historia. Es la promesa de la leyenda de Inkari…

 

De la izquierda a la derecha: Daniel Merino, Thierry Jamin, Justo Figueroa y su guía local, toman posa delante de un portada de la ciudadela de Umapata.
De la izquierda a la derecha: Daniel Merino, Thierry Jamin, Justo Figueroa y su guía local, toman posa delante de un portada de la ciudadela de Umapata. (Foto: Thierry Jamin, octubre de 2011)

Para más detalles sobre las últimas expediciones de Thierry Jamin y los descubrimientos de su equipo: ver su próximo libro, a aparecer pronto al Cherche Midi Edidor (París)…

© Thierry Jamin, 1998-2018 | Menciones legales | Mapa del sitio |Realizado por : Prodiris | Alto de página
Facebook

  • « Paititi 2018 »... ¡Ya vamos!


    A pesar del increíble caso de las "momias de Nasca", que monopolizaron a Thierry y su equipo durante todo el año del 2017, el Instituto Inkari - Cusco retoma sus prioridades para el 2018. Todo el equipo de Thierry Jamin se está movilizando ahora para preparar esta expedición a gran escala cuyo ob... Para saber más

  • Sigue el « asunto de Nasca »


    Para los que, quizás, puedan dudarlo, Thierry Jamin y todo el equipo del Instituto Inkari – Cusco se movilizan más que nunca en esta increíble historia de los cuerpos momificados de Nasca. Este año de 2018 indudablemente traerá respuestas definitivas sobre la autenticidad, o no, de este asunto a ... Para saber más

  • ¡La DIRAVPOL con « Paititi 2018 »!


    La DIRAVPOL-PNP (Policía Nacional del Perú) participará con el equipo del Instituto Inkari - Cusco en esta decisiva campaña de exploración en busca de la famosa ciudad perdida. Gracias al soporte de un helicóptero PNP tipo MI-17B, Thierry Jamin y su grupo deberían tener acceso directo a su área de búsqueda, por lo que es difícil acceder...

Français Spañol English