Corihuayrachina, una ciudad perdida... encontrada

El 3 de abril de 2002 el famoso diario francés "Le Monde" dedicaba una página entera al descubrimiento fabuloso de una ciudad inca, bautizada Corihuayrachina ! La ciudad habia conocída para los aficionados de la exploración sudamericana desde los principios del Siglo XX ; pero seguía siendo virgen de todo estudio científico y todo programa de conservación...

Corihuayrachina
Localización general de Corihuayrachina en Perú

¿ Las ruinas redescubrimientos en la cumbre del Cerro Victoria, en la Cordillera de los Andes, por un equipo de arqueólogos eran las del último refugio del poder inca ante la proyección de los conquistadors ? Para responder a esta cuestión, deberá llevar excavaciones profundas.

Corihuayrachina se sitúa en la cadena de Vilcabamba, a 35 kilómetros al suroeste de Machu Picchu, no lejos de Curamba y de Choquequirao.

 

Corihuayrachina
Corihuayrachina, la ciudad "descubierta" en 2001, fue conocida de los habitantes de la región desde hace años…

Redescubrimiento en junio de 2001 para una expedición financiada por el Nacional Geographic Society y dos sociedades, Mountain Hardwear y Geophysical Survey Systems, la existencia de esta ciudad presentada en el sitio Internet de Nacional Geographic no se anunció hasta en 2002, con motivo de una rueda de prensa celebrada a Perú en presencia del Vicepresidente del país, Raúl Diez Canseco.

¡ Muchas ruinas desconocidas !

La expedición, compuesta de nueve personas, era dirigida por el arqueólogo peruano Alfredo Valencia Zegarra, autor de numerosas excavaciones a Machu Picchu y a Cusco. In situ, los investigadores han localizado un extenso conjunto de edificios distribuidos sobre una superficie de cerca de 6 km². En medio de aquéllos, una plataforma sacrificatoria rodeada de una pared baja y una construcción a tres lados probablemente dedicada a la celebración de importantes ceremonias religiosas. Esqueletos encontrados en tumbas subterráneas y restos mortuorios quemados en edificios redondos parecen aún certificar la presencia de una vida relativamente activa. Se identificaron también algunas paredes de estilo inca, terrazas utilizadas para las culturas, un granero, algunos restos de cercado para el ganado y un poco más de un centenar de edificios circulares, construidos en piedra.

"El lugar que hemos descubierto", explica a Alfredo Valencia Zegarra, "era suficientemente importante para los Incas para que hayan construido un acueducto largo de 8 kilómetros para aportar agua." Según este arqueólogo de la Universidad San Antonio Abad de Cusco, los vestigios localizados solo representarían una parte de un conjunto mucho más extenso.

"La región de Cerro Victoria," dice Valencia Zegarra, "implica, realmente, varios yacimientos arqueológicos importantes aún no puestos al día..."

Las obras circulares son bastante típicas de las casas construidas por los habitantes de la región antes de la llegada de los Incas. Pero los restos descubiertos certifican, sin embargo, un empleo inca.

La expedición propiamente dicha pidió dos años de preparación, debido a dificultades de acceso al lugar, cubierto en gran parte para una vegetación bastante densa. Los miembros de la expedición duran pasar cuatro días sobre el río Apurimac, luego ir en condiciones muy difíciles hasta Cerro Victoria.

In situ viven aún dos familias indias, instaladas allí desde hace dos años y que cultivan la tierra sobre las antiguas terrazas de cultura.

Los arqueólogos, que no hicieron más que redescubrir un lugar indicado desde el principio del Siglo XX -¡ y que visitó Bingham!-, se preguntan si Corihuayrachina no sería la ciudad perdida de Vilcabamba, uno de los últimos refugios del poder inca despues de la conquista española. En una última resistencia a los invasores españoles, los rebeldes incas dirigidos por Manco II en efecto se habían replegado en las escarpaduras enselvadas y salvajes de la cordillera de Vilcabamba, una región al relieve atormentado, situada entre los dos rios Urubamba y Apurimac.

Esta zona será el hogar de una resistencia que duró más de treinta años y que se terminó en el sangre, en 1572, con la ejecución de Tupac Amaru, el último de los soberanos incas.

Desde décadas, exploradores y aventureros buscan la ciudad perdida de los Incas rebeldes. Y esta para descubrirla que Hiram Bingham, descubrió Machu Picchu en 1911...

Muchos arqueólogos dudan, sin embargo, que se trate del último refugio de los Incas.

Una expedición "muy mediático"

"Es una expedición de carácter mediático efectuada en el marco de Nacional Geographic", destacaba en "Le Monde" Jean-François Bouchard, director de investigación al CNRS, arqueólogo especialista de las civilizaciones andinas a la Maison de l’Archéologie et de l’Enthropologie de Nanterre.

"Sin embargo," modera Bouchard, "eso parece interesante, ya que el lugar parece relativamente extenso, mucho más importante que muchos lugares periódicamente descubiertos en Perú."

Lo que asombra a Bouchard, es que el equipo ha descubierto numerosas construcciones circulares. Los Incas construían más bien planes rectangulares. Por lo tanto hubo una superposición de empleos, quizá preinca y inca de distintos períodos. Sólo excavaciones podrán aportar la prueba...

Una cosa está segura. La región de la sierra de selva, dónde se encuentra Cerro Victoria, sobre el lado oriental de los Andes, vuelto sobre la selva amazónica, siempre ha estado ocupado por poblaciones había plantas que no empujaban hasta en la alta altitud.

En saber más sobre Corihuayrachina, consultan el sitio web del National Geographic.

Thierry Jamin

© Thierry Jamin, 1998-2018 | Menciones legales | Mapa del sitio |Realizado por : Prodiris | Alto de página
Facebook

  • « Paititi 2018 »... ¡Ya vamos!


    A pesar del increíble caso de las "momias de Nasca", que monopolizaron a Thierry y su equipo durante todo el año del 2017, el Instituto Inkari - Cusco retoma sus prioridades para el 2018. Todo el equipo de Thierry Jamin se está movilizando ahora para preparar esta expedición a gran escala cuyo ob... Para saber más

  • Sigue el « asunto de Nasca »


    Para los que, quizás, puedan dudarlo, Thierry Jamin y todo el equipo del Instituto Inkari – Cusco se movilizan más que nunca en esta increíble historia de los cuerpos momificados de Nasca. Este año de 2018 indudablemente traerá respuestas definitivas sobre la autenticidad, o no, de este asunto a ... Para saber más

  • ¡La DIRAVPOL con « Paititi 2018 »!


    La DIRAVPOL-PNP (Policía Nacional del Perú) participará con el equipo del Instituto Inkari - Cusco en esta decisiva campaña de exploración en busca de la famosa ciudad perdida. Gracias al soporte de un helicóptero PNP tipo MI-17B, Thierry Jamin y su grupo deberían tener acceso directo a su área de búsqueda, por lo que es difícil acceder...

Français Spañol English